Sector vivienda de EU, en recuperación

2012-12-27El Economista

El sector inmobiliario continúa reportando cifras favorables en consistencia con el periodo de recuperación que transcurre; sin embargo, la incertidumbre con respecto al precipicio fiscal mantiene la contracción crediticia por parte de los intermediarios financieros.

Los permisos de construcción, el indicador adelantado por excelencia del sector alcanzó en noviembre las 899,000 solicitudes, superiores a las 868K de octubre. Las cifras implicaron fuertes crecimientos de 3.6% mensual y 26.8% con respecto al mismo mes del 2011.

Durante el periodo de consolidación se reportó una disparidad entre los permisos, inicios de construcción y casas terminadas. El rezago entre los permisos e inicios correspondió al volátil entorno de los precios de las materias primas, que en consideración de las variaciones negativas en precios afectaban la rentabilidad de los constructores del sector.

Sin embargo, con los aumentos en precios, el entorno se ha modificado, con lo que se impulsa la confianza de los constructores y, por tanto, los proyectos se han desbloqueado. El índice de confianza de los constructores, NAHB/Wells Fargo, se ubicó en noviembre en 46 puntos, muy cerca de los 50 puntos y que tiene muy buena percepción entre los participantes del sector.

En consistencia, los inicios de construcción reportaron un nivel de 861,000 propiedades, ligeramente inferior las 888,000 de octubre, aunque 21.6% superior a la cifra de noviembre del 2011.

La propiedades terminadas durante el periodo reportaron un crecimiento anual de 16.1 por ciento. Regularmente, cuando el entorno es adverso en la industria, los retrasos en la entrega se reportan debido a una baja perspectiva de colocación de propiedades en el mercado.

En el mercado de casas existentes, las ventas reportaron un nivel de 5.04 millones de propiedades aumentando en 5.9% mensual, en cifras desestacionalizadas, y 14.5% respecto de la cifra reportada un año atrás. Los inventarios se ubicaron en el menor nivel de diciembre del 2001.

La principal variable tras la crisis hipotecaria ha sido la de casas a descuento, las cuales si bien todavía representan una importante proporción del mercado, han retrocedido de forma consistente favoreciendo los precios. Durante el mes revisado, dicha variable representó 22% de las ventas, con respecto a 24% del mes anterior.

Los inventarios reportan una evolución favorable, lo que ha supuesto la segunda variable relevante para la mejoría de los precios de venta de las propiedades. Se redujeron en 3.8%, lo que implicó una tasa de oferta promedio de 4.6 meses con respecto a los siete meses de noviembre del 2011.

La voluntad de compra sigue vigente en el mercado con una alta participación de los compradores institucionales, así como de los primeros compradores. Las compras en efectivo se mantienen sólidas, cercanas a 30% del total, en cabezadas por los compradores institucionales.

Las bajas perspectivas de los mercados de capitales, con base en la incertidumbre económica y política nacional, han incentivado a la búsqueda de inversiones alternativas. Los primeros compradores representaron una proporción semejante.

Nuestras perspectivas son positivas para el 2013. Sin embargo, el desempeño de la industria dependerá de la evolución del empleo y del crédito.

En el corto plazo, el factor más importante es el saneamiento de las finanzas públicas de Estados Unidos y la reducción del alto nivel de su déficit público, que representa 10% del PIB, ya que aún en un escenario político positivo, los recortes presupuestales tendrán que llegar a la par de aumentos en el cobro de impuestos, los cuales tendrán claro impacto en el consumo nacional.

Julio César Martínez Espinosa, analista bursátil senior, Signum Research.