2012, bueno para la actividad comercial

2013-02-07El Economista

Alrededor de 50% de la actividad comercial en nuestro país corresponde al sector formal, representado en su mayoría por la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD).

La ANTAD está conformada por 103 cadenas comerciales que se clasifican en tres tipos de tiendas: autoservicio (37), departamentales (18) y especializadas (48). La rama de autoservicio incluye a las grandes cadenas como Chedraui, Comercial Mexicana, Walmart y Soriana.

Entre las departamentales se encuentran Sanborns, El Palacio de Hierro y Liverpool. Finalmente, en las especializadas encontramos a 7-Eleven y OXXO.

En conjunto, los negocios afiliados a la ANTAD suman más de 30,000 tiendas y 22.2 millones de metros cuadrados de superficie de ventas.

El comportamiento de las ventas del sector va muy ligado a la actividad económica del país.

De este modo, las ventas de las tiendas que tienen por lo menos un año en operación tienden a crecer casi al mismo ritmo que la economía.

Al cierre del 2012, las ventas totales de las tiendas asociadas a la ANTAD crecieron 10.8%, mientras que las ventas de los negocios con más de un año en operación se incrementaron en 4.7 por ciento. El mejor desempeño lo registraron las tiendas departamentales seguidas de las especializadas.

Por línea de mercancía, el mayor dinamismo se reportó en ropa con un alza de 6.4%, representando 11% de las ventas totales de la ANTAD.

Mercancías generales mostró también gran actividad con un incremento de 5.1%, pero con una participación mayor: 36% de las ventas totales.

Finalmente, la línea de supermercados, cuyo volumen de ventas representa 53%, creció 4 por ciento.

Las empresas, en especial las del sector autoservicios, han enfocado sus esfuerzos en la apertura de tiendas de formatos más pequeños, de tipo minisúper, más cercanas a lo que es una tienda de conveniencia. Este formato ha tenido un crecimiento explosivo en el país y cada vez contribuye más en las ventas totales del sector.

El 2012 fue un año que se caracterizó por las promociones. Tanto en autoservicios como en departamentales y tiendas especializadas, se manejaron estrategias de descuentos o de compra de tres artículos pagando únicamente dos, así como meses sin intereses -que han sido las más exitosas-, logrando impulsar las ventas de manera importante.

Las tiendas departamentales fueron las más activas en las promociones a meses sin intereses, logrando un crecimiento en ventas de 8.6% en mismas tiendas y de 13.5% en tiendas totales.

En el último trimestre se registró un cambio en el comportamiento tradicional de las ventas con la implementación del programa El Buen Fin, que consiste en un esfuerzo conjunto del sector para ofrecer las mejores promociones del año, provocando que los consumidores adelantaran sus compras de noviembre.

Los resultados de dicha iniciativa fueron muy alentadores. Las ventas totales registraron un crecimiento de más de 30% en noviembre con respecto al mismo mes del 2011.

Para el 2013, se espera mantener la misma tendencia en cuanto al desempeño en tipo de tiendas y líneas de mercancía. La expectativa de la ANTAD es un crecimiento en ventas totales de 11.5% y en ventas mismas tiendas de 5%, por arriba de lo pronosticado para el PIB en el año.

Un mayor dinamismo lo generarán las reformas estructurales que se puedan concretar en el país, así como una mejora en el entorno económico mundial.

Conforme avance el año, se incrementará la actividad en el sector, alcanzando el mejor desempeño hacia la segunda mitad del 2013.

Cristina Morales es Analista Bursátil Senior de Signum Research