Señales de desaceleración

2013-03-07

En las últimas semanas, la información económica global proveniente de casi todas las regiones indica una desaceleración. En consecuencia, las perspectivas inflacionarias se encuentran ancladas y son reforzadas por presiones a la baja en precios de materias primas y productos energéticos, veamos región por región.

Estados Unidos

Sin duda, ésta es la economía avanzada que ha recuperado más terreno desde la Gran Recesión, lo cual resulta casi paradójico si pensamos que la recesión global se originó en su crisis hipotecaria. Sin embargo, una combinación de flexibilidad laboral con incentivos de mercado, incremento en gasto de gobierno, pero, sobre todo, una política monetaria flexible configuran el escenario de recuperación.

Precisamente porque un pilar importante del desempeño económico se constituye por las políticas adoptadas por la Reserva Federal, los mercados revisarán cuidadosamente las minutas de la reunión del Comité Federal de Mercado Abierto, tratando de adivinar cuándo se empezará a revertir la política actual.

El poder de cualquier autoridad monetaria se basa, en parte, en la capacidad de sorprender a los mercados, por lo que, por definición, tratará de hacerlo antes de lo que espera el consenso de los economistas. No obstante, paradójicamente, dado un entorno de baja inflación y crecimiento moderado, el consenso no espera restricciones monetarias en los próximos meses.

Mientras se mantenga esta laxitud monetaria, podemos esperar una continuación del rally en los mercados accionarios.

Las principales corporaciones muestran utilidades récord, a pesar de un crecimiento económico moderado, un desempleo que no baja desde septiembre del año pasado y que la confianza del consumidor no repunta. Se trata entonces de una recuperación sin empleo, donde las empresas son cautelosas en contratar, por lo que mantienen altos niveles de productividad y rentabilidad.

Con estos bajos niveles de empleo, las empresas tienen pocos incentivos para elevar los salarios, mientras que los aumentos en productividad les permiten incrementar sus ingresos sin aumentar su fuerza de trabajo. En este sentido, el sector corporativo se encuentra en mucho mejor estado de salud que el resto de la economía.

Se estima que como porcentaje del ingreso nacional, las utilidades corporativas se encuentran en un máximo desde 1950, mientras que los ingresos por salarios están en un mínimo en cuatro décadas.

Europa

La mayor parte de los analistas económicos considera que la crisis europea se encuentra bajo control; sin embargo, el resultado de las elecciones en Italia nos recuerda que la situación es precaria. Los italianos emitieron un voto contundente en contra de la austeridad prescrita desde Bruselas y Berlín, con lo que se unen a los griegos, portugueses, españoles y franceses en esta expresión de inconformidad.

Es precisamente este descontento social el reto más importante para la supervivencia del euro. Después de las elecciones italianas, el índice de volatilidad global VIX tuvo un incremento drástico, mayor a 30%, que, aunque se ha estabilizado, nos muestra la vulnerabilidad de los mercados financieros ante un deterioro en la crisis europea.

En Signum Research seguimos considerando que Europa enfrenta años de crecimiento moderado.

ASIA

El nuevo gobierno chino gradualmente imprime su sello en las políticas públicas. Su reto más importante será administrar la transición de una economía impulsada por el gasto y la inversión pública a una, por el consumo y la inversión privada. No es un reto menor, puesto que muchos países se han estancado en esta transición en su desarrollo económico.

Héctor Romero, director general de Signum Research.