Freno al consumo en el país

2013-05-02El Economista

De acuerdo con datos recientes, el consumo en México presenta cierta desaceleración. En los últimos meses, la confianza del consumidor ha tenido un menor crecimiento, lo que se ha reflejado en las ventas de las principales cadenas comerciales del país.

Durante el primer trimestre del año, las ventas totales de las tiendas asociadas a la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio (Antad) tuvieron un alza de 7.2%, mientras que las ventas mismas tiendas se incrementaron en 2.2 por ciento.

Con respecto al sector de autoservicios, en el primer trimestre del año las ventas mismas tiendas de Walmex, Comerci y Soriana, alcanzaron un crecimiento en promedio de apenas 1.5 por ciento. Enero y febrero tuvieron resultados negativos y marzo fue el que logró que se cerrara el trimestre en terrenos positivos, gracias al favorable efecto calendario de Semana Santa.

Las cifras están en línea con lo registrado por la Antad, que muestra que en los tres primeros meses del año las ventas de todo el sector de autoservicio tuvieron un crecimiento de 1.1% en aquellas tiendas con más de un año de operación.

Diferentes factores han influido en el comportamiento del ramo. Por una parte, la inseguridad ha modificado los hábitos de compra reduciendo el número de visitas a las tiendas comerciales, con lo que la compra de oportunidad ha disminuido.

Por otro lado, el cambio de gobierno representó una cierta desaceleración en el consumo en lo que se vuelven a asignar presupuestos y puestos laborales, lo cual genera algo de incertidumbre.

El efecto calendario también afectó al comparativo de ventas y finalmente, la canibalización del Buen Fin sobre las ventas de diciembre provocó un nivel superior de inventario en las sucursales, las cuales tuvieron que implementar liquidaciones que se extendieron hasta febrero.

La principal estrategia de las cadenas comerciales ha sido la de precios bajos siempre, sin embargo, la competencia ha sido mayor y es tanta la agresividad en precios que el cliente empieza a tener dificultad en reconocer la mejor opción de compra.

Es por ello que parte de la estrategia se está orientando a ofrecer un mejor servicio al cliente y mejores productos, en especial en la línea de perecederos, que es en donde se puede marcar una mayor diferencia.

Aparte de estas estrategias comerciales, el crédito, que ha sido el principal impulsor de las ventas en los últimos meses, vuelve a jugar un papel relevante y se siguen ofreciendo esquemas de meses sin intereses, en algunos casos abonando al pago total las dos primeras mensualidades.

Pero no todas las divisiones en el sector han sido afectadas. Las tiendas departamentales siguen mostrando el mejor desempeño.

Durante el primer trimestre del año, se logró un crecimiento en ventas mismas tiendas de 8.1% superando al promedio de la Antad. Los esquemas de financiamiento como meses sin intereses siguen resultando muy atractivos para los clientes.

Adicionalmente, las ventas especiales en donde se abona un cierto monto en monedero electrónico han resultado atractivas para los consumidores a la vez que impulsan el nivel de ventas en las tiendas.

Podemos decir que se mantiene la expectativa de crecimiento de 5% en ventas mismas tiendas de los negocios asociados a la Antad, y un aumento en ventas totales de 11.5 por ciento. Esperamos que estos resultados se alcancen en la segunda mitad del año, cuando se estima un mayor dinamismo en el consumo.

Cristina Morales, Analista Bursátil Senior de Signum Research.