Cambios en la muestra del IPC y oportunidades

2013-07-04El Economista

Como cada mes, determinamos las 55 empresas elegibles para conformar la nueva muestra del IPC que entra en vigor en septiembre, de acuerdo con la metodología publicada por la Bolsa. La importancia de estos resultados radica en la proximidad al anuncio definitivo, que esperamos se publique en la primera quincena agosto.

¿Por qué dar seguimiento a este evento? Porque el anuncio de las empresas que entran al IPC, principal indicador de la Bolsa, experimenta una fuerte demanda por sus títulos, principalmente por parte de los fondos indizados.

Con base en la historia del último cambio de muestra realizado y en el caso de la entrada de SANMEX en sustitución de GMODELO, como consecuencia de su reciente desliste a principios de junio, estimamos una apreciación promedio en el precio de los títulos de las empresas elegibles de 6.31%, en el día inmediato siguiente al anuncio. En el caso más reciente de SANMEX, la apreciación de los títulos del grupo financiero fue de 5.31% el 7 de mayo.

De la misma forma, las emisoras que fueron excluidas de la muestra del IPC experimentaron un fuerte ajuste en la sesión inmediata con una caída promedio de 6.19 por ciento.

Así, con datos al cierre de junio, determinamos que las emisoras a conformar el IPC serían: AXTEL, COMERCI, GFREGIO, OMA, PINFRA y SIMEC, siendo excluidas de la muestra final: AZTECA, CHDRAUI, GEO, HOMEX, MFRISCO y URBI. Cabe mencionar, que desde febrero que publicamos este reporte notamos que COMERCI, GFREGIO y PINFRA consistentemente han conformado la muestra final de 35 emisoras. AXTEL, OMA y SIMEC han figurado en algunas ocasiones.

Dentro de las emisoras que no resultaron, en la muestra final tenemos CHDRAUI, GEO, HOMEX, MFRISCO, AZTECA y URBI. En las cinco publicaciones que hemos realizado, dos de las cuatro vivienderas, HOMEX y URBI, junto con MFRISCO y AZTECA son las de mayor probabilidad para ser excluidas.

Recomendamos tomar posición en las emisoras que han sido consistentes en cada uno de los reportes mensuales para integrar la muestra final del IPC.

No debemos olvidar que este efecto es independiente a los fundamentales de las empresas, aunque algunas de ellas, como es el caso de COMERCI u OMA, están bajo recomendación de “compra” por parte de nuestros analistas.

Debemos aprovechar el fuerte ajuste experimentado en el mercado local, ya que en periodos de incertidumbre los inversionistas muchas veces castigan a las emisoras, y llevan a sus precios accionarios por debajo de su valor intrínseco. Tal situación se presentó en fechas recientes tras la reunión del Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal de EU, que propició un alza significativa en la volatilidad en los mercados de activos riesgosos. Para el caso del IPC, alcanzó los 37,000 puntos, con un múltiplo VE/EBITDA de 8.8x, lejos de los máximos de 10x que observamos a inicio de año.

En el pasado reciente, frecuentemente comentamos que el mercado mexicano se encontraba “caro”; sin embargo, la posibilidad de un recorte en el plan de estímulo de la Fed será un reflejo de que la economía estadounidense va por buen camino.

Los fuertes ajustes a la baja en los mercados accionarios, como es el caso del IPC, deben ser considerados como buenas oportunidades de inversión, aunque con una mayor rigidez en la selección de emisoras, enfocándose en aquéllas con sólidos fundamentos que responderán positivamente ante un mejor escenario económico. Las emisoras que basen su desempeño en niveles bajos en tasas de interés deberán ser descartadas.

Mantenemos nuestro objetivo de 45,144 puntos para el IPC al cierre de año, con un nivel de convergencia para múltiplo VE/EBITDA del índice en 9.07x.

Carlos Ugalde es gerente de Análisis Financiero de Signum Research