Esperan tiendas el repunte del consumo

2013-07-25El Economista

Al término del primer semestre del año, las principales cadenas comerciales siguen esperando la recuperación del consumo, para que el crecimiento en ventas vuelva ser favorable. El consenso parece apuntar hacia la segunda mitad del año, para poder observar el inicio de un mayor dinamismo en el consumo.

Los datos de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (Antad), al cierre del primer semestre, muestran la acumulación de un crecimiento de 0.8% en ventas mismas tiendas y de 5.8% en ventas totales. Las ventas de las principales cadenas comerciales son relevantes, pues van muy ligadas a la actividad económica del país. Tradicionalmente, las ventas mismas tiendas crecen de manera muy cercana al crecimiento del PIB.

De alguna manera, las dos variables se anticipan una a la otra. Es así que las ventas registradas en lo que va del año son reflejo de la desaceleración en el consumo en el país, durante los últimos meses.

La zona centro ha sido la de mejor desempeño y, por el contrario, la zona noroeste se ha visto afectada al perder participación de mercado por efectos del tipo de cambio, que hace que los consumidores crucen la frontera para hacer sus compras.

La principal afectación se sigue presentando en las tiendas de autoservicio, en donde el crecimiento en el año ha sido muy bajo. Los factores más importantes para este comportamiento son el cambio en el gobierno y la modificación de costumbres de compra de los clientes debido a la inseguridad, lo cual ha disminuido el número de visitas a las tiendas, reduciendo así el ticket de compra.

Adicionalmente, las estrategias de compra de mercancías se han transformado, afectando temporalmente el resurtido en tiendas, con los consecuentes faltantes que han impactado los niveles de ventas. Las empresas están esperando ver los resultados de julio, los cuales son altamente promocionales para el sector e influye de manera importante en los resultados del tercer trimestre del año.

Por otra parte, las tiendas departamentales siguen teniendo el mejor desempeño en el ramo, siendo beneficiadas por estrategias basadas en mensualidades sin intereses, así como abonos en monederos electrónicos.

El consumidor no sólo ha cambiado sus hábitos de compra en cuanto al número de visitas a las tiendas; hemos visto una tendencia hacia un consumidor más sofisticado que ya no sólo busca la mejor opción de compra basada en precio, sino que ahora espera una mejor atención para adquirir el mejor producto. De este modo, varias empresas han reforzado la atención en su piso de ventas, para brindar una mejor experiencia de compra al cliente.

Sin embargo, con los datos reportados a la fecha será muy difícil que se alcancen los niveles originalmente estimados por la Antad para las ventas de este año: un aumento de 5% en ventas mismas tiendas y de 11.5% en ventas totales.

Aunque el segundo semestre sea más favorable, no esperamos que se tenga la suficiente fortaleza para alcanzar estas cifras.

Aún es pronto para prever un cambio en la tendencia del consumo a corto plazo, sin embargo, una mayor confianza del consumidor se traducirá en mejores ventas. La expectativa será de un mejor desempeño para la segunda mitad del año.

Cristina Morales es analista bursátil senior de Signum Research