Economía mexicana, ?en recesión

2013-09-19El Economista

Popularmente, se considera que una economía se encuentra en periodo de recesión cuando en dos o más trimestres consecutivos la actividad económica reporta tasas trimestrales negativas, en cifras desestacionalizadas. Por ello, determinar el ciclo económico en el que se encuentra actualmente la economía mexicana a partir de las cifras de tendencia-ciclo del Producto Interno Bruto (PIB), elaboradas por el INEGI, sería demasiado arriesgado e incluso erróneo.

De acuerdo con el National Bureau of Economic Research (NBER), organismo que precisa la duración de las etapas de recesión por las que ha atravesado la economía estadounidense e indica la duración de los ciclos económicos, no define un periodo de recesión en términos de dos trimestres consecutivos de baja del PIB de Estados Unidos.

En vez de esta regla, el NBER define una recesión económica como una baja significativa en la actividad de los distintos sectores económicos en Estados Unidos, cuya duración es por más de unos cuantos meses.

Normalmente, se refleja en el comportamiento del PIB real, el ingreso real, la producción industrial y las ventas minoristas.

Esta explicación de recesión coincide con el punto de vista académico, “una caída significativa en la actividad económica, de forma generalizada, con base en un conjunto de indicadores macroeconómicos y no sólo del Producto Interno Bruto”.

Así, para determinar el ciclo económico en el que se encuentra la economía mexicana, calculamos el Índice Cíclico Signum (ICS), considerando siete variables macroeconómicas que explicarán la estructura de varianza-covarianza en los últimos 10 años, en el mayor porcentaje posible: confianza del consumidor, ventas minoristas, tasa de desempleo, importaciones, exportaciones, inversión fija bruta y producción industrial.

Acorde con nuestra metodología, determinamos la fase del ciclo económico en la que se encuentra cada una de las siete variables antes mencionadas al cierre de junio de este año. Así, dos de ellas, tanto producción industrial como ventas minoristas, se ubican en fase de recesión; el índice de confianza del consumidor, importaciones y exportaciones se ubicaron en fase económica de desaceleración, mientras que la tasa de desempleo se mantiene en una etapa de expansión.

Para determinar en su conjunto la fase del ciclo económico en la que se encuentra la economía mexicana a partir de estas siete variables, generamos el ICS.

El comportamiento del ICS ha variado en los últimos dos años; entre noviembre y diciembre del 2012, el ICS reflejó que la economía mexicana se encontraba en una fase de expansión, aunque a partir de agosto del 2012, y hasta marzo de este año, desaceleró para entrar, finalmente, en una etapa de recesión a partir de abril del 2013 y hasta la fecha.

Consideramos vago definir que la economía mexicana se encuentra en un periodo de recesión bajo la definición popular de tasas trimestrales negativas consecutivas en cifras desestacionalizadas, ya que incluso en el primer trimestre del 2013 se experimentó un ligero crecimiento.

Sin embargo, bajo la definición del NBER, y con base en el ICS, que para nuestro caso toma en cuenta siete variables macroeconómicas, concluimos que la economía mexicana se encuentra actualmente en una etapa de recesión.?

Carlos Ugalde es gerente de Análisis Financiero de Signum Research.