Panorama comercial sin mejora

2014-01-17El Economista

Terminó un mal año para el país en términos de actividad económica y en especial para el sector de consumo. Las expectativas originales contemplaban un escenario más favorable, pero con un bajo gasto gubernamental, caídas en los flujos de remesas y un profundo deterioro en la confianza del consumidor, como resultado de la miscelánea fiscal para 2014, el panorama se fue complicando gradualmente

El tiro de gracia fue el anuncio de la miscelánea fiscal en septiembre.

El estimado original de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) para el 2013 contemplaba un aumento en ventas totales de 11.5% y un crecimiento en ventas mismas tiendas de 5%. Aún no se dan a conocer los datos del cierre de año, pero a noviembre se acumulaba un alza de 5.2% en ventas totales y un magro crecimiento de 0.2% en ventas mismas tiendas.

No esperamos que diciembre haya sido un buen mes, puesto que Walmart, quien representa alrededor de 50% de las ventas de la ANTAD, ya dio a conocer sus cifras para el mes, con una pálida alza en ventas totales de 2.8% y un decremento en ventas mismas tiendas de 1.6%. Con esto termina el año para Walmart con un aumento en ventas totales de 3.3% y un decremento en ventas mismas tiendas de 1.3 por ciento.

En su conjunto, las tiendas de autoservicio llegaban a noviembre con un alza de 3.2% en ventas totales y un decremento de 1.2% en ventas mismas tiendas, prácticamente en línea con los resultados de Walmart para el año.

El ligero impulso que se tiene en el promedio general de la ANTAD proviene de las tiendas departamentales que tuvieron el mejor desempeño en el año, con un alza en ventas de 10.6% a noviembre del 2013. Este impulso proviene principalmente de las diferentes promociones que se implementaron en el año, en especial las mensualidades sin intereses.

En su próximo comunicado, la asociación dará a conocer su pronóstico para el 2014 y creemos que esta vez el escenario será más conservador. Ya se han empezado a dar a conocer los estimados por parte de algunas empresas para el año. Comercial Mexicana espera crecer en el año 5.1% en ventas totales y 1.9% en ventas mismas tiendas en línea con el crecimiento del 2013.

Las cifras de ventas mismas tiendas resultan preocupantes pues son aún inferiores al estimado del crecimiento del PIB para este año. En años de sano crecimiento las ventas mismas tiendas van a la par del crecimiento económico —o ¿será que los pronósticos del PIB son demasiado optimistas?

La primera mitad del año será la más débil: la confianza del consumidor ha tenido ya cinco caídas consecutivas en los últimos meses, llegando en diciembre hasta 89.7 puntos, los aumentos en impuestos y en los precios administrados por el gobierno tienen mucho que ver con este desempeño.

Por eso mismo no habrá una mejora en enero y posiblemente un desplome mayor; es muy probable que en febrero y marzo tampoco veamos un repunte en la confianza del consumidor. La implementación de las nuevas disposiciones fiscales, como impuestos a bebidas endulzadas y control de precio,s tendrá un impacto importante en el consumidor y los mercados han empezado a descontarlo.

Esto a su vez puede intensificar la migración de consumidores hacia el sector informal, para evitar los aumentos impositivos, lo cual ya afectó de manera importante al comercio establecido durante el 2013 —no extrañará tampoco un aumento en el subempleo.

También se originará un efecto de sustitución que impactará de igual manera a las ventas de las principales cadenas del sector comercial. Esto llevará a que se mantenga la inversión en precios con el objetivo de lograr un mayor tráfico de clientes. Sin embargo, anticipamos una afectación en ventas mismas tiendas.

También se originará un efecto de sustitución que impactará de igual manera a las ventas de las principales cadenas del sector comercial. Esto llevará a que se mantenga la inversión en precios con el objetivo de lograr un mayor tráfico de clientes. Sin embargo, anticipamos una afectación en ventas mismas tiendas.

Es así, que en el corto plazo no se ve un escenario favorable para el sector. Conforme avance el año, la situación puede ir mejorando pero las expectativas no serán muy sólidas.

En general un mayor gasto gubernamental compensará sólo parcialmente el menor gasto privado, pero esto no se traducirá en ventas considerablemente superiores para el sector. Esperamos entonces otro año débil para el consumo.

Cristina Morales, Analista Bursátil Senior de Signum Research