Peso absorbería el impacto del precio del petróleo

2011-02-24Yolanda Morales / El Economista

El peso mexicano podría seguir absorbiendo el impacto de la volatilidad del precio del petróleo, consecuencia de la crisis en el Medio Oriente, coincidieron analistas del Saxo Bank y Signum Research.

De acuerdo con ellos, en un escenario de conflicto, los inversionistas se desprenden de activos de riesgo, como son monedas y acciones de países emergentes para regresar a bonos del Tesoro de EU.

Al margen de este impacto, el alza en el precio del petróleo podría beneficiar parcialmente a las finanzas públicas, al generar un mayor retorno por el precio de sus exportaciones, según consideraciones de Saxo Bank. No obstante, el beneficio podría diluirse por la reducción de la producción del hidrocarburo y porque el mismo país importa una proporción del crudo, acotaron.

En el caso particular de Estados Unidos, precisaron que también puede perjudicar el poder adquisitivo de sus consumidores, el cual es el principal destino de las ventas foráneas.

Aparte, una nota de Signum Research estima que el comportamiento del mercado reflejará los cambios en las primas de riesgo.

Coinciden con Morgan Stanley en que una nota a sus inversionistas advirtió que podría haber un impacto sobre el crecimiento económico de Estados Unidos y en la percepción de riesgo por parte de los inversionistas en lo referente a la incertidumbre geopolítica.

Recuperación, en vilo

Según el análisis de la correduría, históricamente cada vez que los precios del crudo han aumentado entre 85 y 90%, se han contaminado las perspectivas para el crecimiento.

Esta misma percepción la tienen en el Deutsche Bank, que en una nota advirtió que un precio del petróleo por encima de los 120 dólares por barril sostenido por más de dos semanas sí sería una amenaza para el crecimiento global.

Mientras, Barclays Capital indicó que dada la presión geopolítica que hay en el norte de África, no es previsible una caída de precios del petróleo en tanto no haya una oferta más robusta del crudo, que sólo podrían poner los países productores.

El precio del petróleo sigue subiendo en los mercados internacionales a causa de la situación en Libia: el crudo WTI está en 97.28 dólares y bajó 0.82 centavos respecto del precio de ayer. Mientras el Brent, que sirve de referencia para las plazas europeas, alcanzó esta mañana en Londres los 119.79 dólares el barril, para luego estabilizarse en 118.56 dólares. Estos valores equivalen a la cotización más alta del Brent en los últimos 30 meses, apenas por debajo del umbral psicológico de los 120 dólares el barril.