Facilitarán inversión de afores en los CKD

2015-03-03El Economista

La Secretaría de Hacienda, la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro y la Asociación Mexicana de Administradoras de Fondos para el Retiro (Amafore) trabajan en una nueva circular que permitirá facilitar y aumentar la inversión de los recursos de las pensiones en los certificados de capital de desarrollo (CKD).

Carlos Noriega, presidente de la Amafore, adelantó que es importante acelerar la colocación de inversiones de las sociedades de inversión especializadas en fondos para el retiro (siefores) en los CKD, sobre todo por la cercanía de la Ronda Uno, así como de los nuevos proyectos carreteros. “Pemex necesita liquidez, por lo que se requiere precisar algunos aspectos de la regulación que permitan agilizar las inversiones en los certificados”, expuso.

En la actualidad, los recursos que tienen invertidos las siefores en los CKD ascienden a cerca de 68,000 millones de pesos, por lo que con los ajustes a las reglas se podría duplicar la inversión en los próximos años.

Los CKD son valores fiduciarios que se destinan a financiar proyectos mediante la adquisición de empresas enfocadas a sectores claves como infraestructura, inmobiliaria, minería y desarrollo de tecnología, entre otros.

Del 2009 a la fecha se han colocado alrededor de 40 CKD en el mercado por un monto que superan los 70,000 millones de pesos.

Carlos Noriega comentó que hay aspectos de la regulación que no son claros, lo que genera lagunas, por lo que se busca precisar las políticas que deben seguir las afores sobre la forma de evaluar a los CKD.

También aclaró que en la actualidad el cajón de instrumentos estructurados en los que pueden invertir las siefores representa 5% y el límite es de 20 por ciento.

De acuerdo con información de la BMV, al cierre del 2014 se realizaron ocho ofertas públicas de CKD por 5,662 millones de pesos.

En lo que va del 2015, PMIC Latam realizó una oferta pública de CKD bajo el esquema de llamadas de capital. Esta primera emisión ascendió a 656 millones de pesos a un plazo de 14 años.

Año de mayor dinamismo, el 2010

El 2010 fue el año con mayor dinamismo para estos instrumentos, al emitirse nueve CKD por 21 ,708 millones.

Noriega mencionó que se busca la forma de aprovechar la inversión en instrumentos estructurados, además de que como grupo pueden ser los más rentables porque son sectores y proyectos nuevos.

Insistió en que los CKD son un instrumento con el que sólo las afores invierten, por lo que una administradora puede tener una participación de 50% en este fideicomiso sin caer en conflicto de interés.

Armando Rodríguez, analista de fibras de Signum Research, comentó que en el 2014 se registró una menor emisión de CKD y se presentó una pequeña pausa en este mercado.

No obstante, con la reducción en el gasto público se podrían detener estas emisiones en los siguientes meses, pero una vez que se reactive la economía volverá el dinamismo para estos vehículos, sobre todo de los que se relacionan con el sector carretero, de infraestructura y de energía.

Fondos invierten en deuda de gobierno

A pesar de que las administradoras de fondos para el retiro (afores) tienen la oportunidad de diversificar más sus inversiones a través de las siefores, la mitad de los recursos que ahorran los trabajadores para su pensión se encuentra concentrada en papeles gubernamentales, los cuales no generan altos rendimientos.

De acuerdo con información de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), al cierre del 2014 las siefores administran una cartera de 2 billones 441,210 millones de pesos, de los cuales 50.3% está invertido en papeles gubernamentales, 19.6% en deuda privada nacional, y 0.1% en mercancías.

Las 11 afores invierten 16.7% en renta variable internacional, 7.1% en nacional, 1.1% en deuda internacional, así como 5.2% en instrumentos estructurados.

En el cuarto trimestre del 2014, los instrumentos internacionales contribuyeron con 1.7% en los rendimientos que ofrecieron las afores. En contraste, las inversiones en renta variable nacional sólo contribuyen con 1.6%, mientras que los instrumentos estructurados como los CKD y los fibras sólo aportan 0.2 por ciento.

“Existe clara evidencia de que un portafolio mejor diversificado, con un mayor aprovechamiento del régimen de inversión producirá, en promedio, mayores rendimientos de largo plazo”, destacó la Consar en un comunicado.

Reconoció también que el actual régimen de inversión está siendo insuficiente para algunas afores que tienen la capacidad de invertir más en el extranjero; sin embargo, no descartó que en el futuro se pueda ampliar el porcentaje en inversión internacional, que es de 20 por ciento.

Expuso además que para que ello pueda suceder se necesitarían cambios en la Ley del SAR y modificaciones en la regulación.