Semana de tasas altas

2015-05-19La Razón

Las negociaciones sobre los bonos soberanos en México están fuertemente influenciadas por la cercanía de la normalización de la política monetaria estadounidense y las negociaciones financieras del gobierno griego con la troika, antes de caer en moratoria.

La volatilidad que se observe en estos días no será exclusiva de nuestro mercado; es el ambiente de incertidumbre que domina las negociaciones a ambos lados del Atlántico.

Las tasas de interés del bono M10, de referencia internacional, alcanzaron en la semana pasada un rendimiento de 6.10 por ciento en operaciones intradía, con variaciones de hasta 10 puntos base, para concluir el viernes en 5.93 por ciento, lo cual refleja volatilidad y cierta creencia de que la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) podría iniciar su periodo de alzas hasta septiembre, idea ligada a ciertas cifras macroeconómicas de abril que mostraron, en la semana previa, que el crecimiento de la primera economía del mundo en el segundo trimestre del año puede ser más débil de lo esperado.

En particular, considero que la normalización monetaria no sucederá en junio y que la Fed ha sido clara en cuáles son las condiciones que las variables deben presentar para tomar la decisión de incrementar las tasas de interés; aunque Charles Evans, presidente de la Fed de Chicago, anticipa que la autoridad monetaria podría contemplar un alza en la tasa de referencia en el siguiente mes.

Otro factor determinante de volatilidad es la movilidad de capitales entre Estados Unidos y Europa, derivado de la incertidumbre que produce Grecia entre los inversionistas financieros que se deshacen de bonos griegos, como reflejo del creciente temor porque el país se declare en bancarrota.

- Ingenios a la venta. Organización Cultiba está participando en el proceso de venta de los nueve ingenios que conforman el Fondo de Empresas Expropiadas del Sector Azucarero (FEESA) a través de su subsidiaria Grupo Azucarero México (GAM).

GAM, que representa para Cultiba siete por ciento de las ventas y poco más de 15 por ciento del Ebitda, tiene cuatro ingenios y producen siete por ciento de la azúcar mexicana, a su vez FEESA representa entre 22 y 23 por ciento de la producción del país.

El área de análisis de Signum Research destaca que la compra de cualquiera de los portafolios incrementaría la participación del negocio de azúcar en Cultiba y en el negocio de bebidas, que actualmente tiene una penetración de 20 por ciento dentro de su estructura de costos.