Francisco Aguirre va por un nuevo Radio Centro

2015-06-03El Economista

El golpe financiero para Grupo Radio Centro por su malogrado intento de quedarse con la cuarta cadena de televisión ha comenzado a surtir efecto.

A los 415 millones de pesos perdidos por su desistimiento del proceso licitatorio, no debe descontarse el crédito de 232.8 millones y sus intereses contratados con el Banco del Bajío para completar ante el IFT con la llamada garantía de seriedad; también los aproximadamente 120 millones de pesos más que debe contemplar para el refrendo de sus concesiones. Compromisos que obligan a la empresa a tomar acciones sobre su desempeño futuro.

Entre éstos, el grupo convocó para el 9 de junio a una reunión de accionistas para definir la fusión de GRC con las empresas Controladora Radio México y GRM Radiodifusión, que de aprobarse, esta acción significará una reestructura de Radio Centro y la desaparición de las dos últimas compañías, y finalmente, se traducirá en una medida para ahorrar costos ante el adverso escenario financiero que enfrenta la firma de la familia Aguirre Gómez.

“Grupo Radio Centro no está financieramente bien; se encuentra bastante apalancada por los costos de los 415 millones de pesos por incumplir con la licitación de TV y eso altera aún más su situación financiera, de ahí que estén fusionando para disminuir los gastos corporativos”, comentó Homero Ruiz, analista de la consultora Signum Research.

El cumplimiento de los 415 millones de pesos ante el IFT vía la Tesorería de la Federación equivale al 13.57% de los activos totales de Radio Centro del año pasado y es igual también a casi cinco veces a la utilidad neta lograda por la compañía en el 2014, de 85.3 millones de pesos para todo ese año. Además de estos y otros compromisos financieros, GRC también debe resolver el problema de la alta concentración de sus ingresos publicitarios venidos sólo de tres marcas: Walmart, Soriana y Grupo Carso, que en conjunto representan alrededor del 20% de sus entradas.

Y el hecho de que también la familia Aguirre controla el 51.7% de las acciones de la empresa, factor que deja en desventaja en la toma de decisión a los accionistas minoritarios, expuso un análisis de la consultora Morningstar.

Entre el 10 y el 14 de abril, Grupo Radio Centro enfrentó una pérdida de 650 millones de pesos en el valor de su capitalización en la Bolsa Mexicana de Valores, luego de la confirmación de su retiro de la licitación de las cadenas de televisión, cuando había resultado ganador del proceso. Radio Centro cerró abril con un valor en bolsa de 2,929 millones de pesos.

“Este escenario los obliga a bajar costos, a juntar áreas que pudieran estar duplicadas y para encontrar una manera de hacer más eficientes los recursos. Pero todo es una consecuencia de lo que ocurrió con la fallida licitación de TV. Aunque de todo esto también podrían haber más lecturas”, dijo el especialista en telecomunicaciones, Gabriel Sosa Plata.

Entre esas otras lecturas se encuentra la intención del Instituto Federal de Telecomunicaciones de licitar nuevo espectro para servicios de radiodifusión. La próxima subasta, que será entre éste y el siguiente año, alcanzará poco a la plaza de la ciudad de México, donde Radio Centro es puntero en concesiones y audiencias, pero llegará a más lugares del país, donde GRC necesita crecer.

Vía la Organización Impulsora de Radio (OIR), Radio Centro llega a 66 ciudades de la República a través de 124 estaciones afiliadas con sus productos noticiosos y de entretenimiento, y también con sus planes para anunciantes.

La tendencia actual de los grandes anunciantes es la de acercarse a los grupos radiofónicos con mayor exposición en el país, por lo que una “renovación” de la estructura operacional de Radio Centro le permitiría mejorar sus costos de operación, sanear sus finanzas y considerar también competir por frecuencias en las ciudades del interior donde no tiene presencia y con ello ganar después más clientes.

Esta premisa hace sentido, luego que el IFT analiza licitar un paquete de 257 frecuencias, 66 en AM y 191 en FM, cifra que eleva las aspiraciones de todos los radiodifusores a competir por un espectro que resultará más accesible económicamente hablando que el licitado para las cadenas de televisión digital.

La fusión se concretará, debido a la influencia del empresario Francisco Aguirre con resto de los accionistas, y porque ahora mismo, explicó el experto, Radio Centro debe estar analizando los beneficios, más que los aspectos negativos de fusionar subsidiarias.

Una reestructura de Grupo Radio Centro, dijo Gabriel Sosa Plata, mejorará la alicaída confianza de los inversionistas por la empresa, devolverá las posibilidades de GRC para crecer en los mercados y de hasta competir por frecuencias donde no tiene presencia.

“Algo habrá determinado el propio Francisco Aguirre, que ahora asume esta situación de compensar la salida de recursos y ante la imposibilidad de quedarse con la cadena de TV, que fusiona empresas, para competir con mejores costos, llegar a mejores plazas y lograr los mejores contratos con los grandes anunciantes nacionales. Para estos grupos, en la medida que tengan la posibilidad de llegar a más plazas del país, los pone en una situación de privilegio y los vuelve más atractivos, y quizá esta acción también va por ahí”.