Índice Fibras, con caída de 5.6% en el 2015

2015-07-05El Economista

Durante la primera mitad del 2015, la tendencia reflejada en el sector de los fideicomisos en infraestructura y bienes raíces (fibras) en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) ha sido a la baja.

Si se comparan con los resultados del primer semestre del 2014, el Índice Fibras registra un retroceso de 5.6 por ciento.

Entre enero y febrero de este año, el índice se ubicó arriba de las 245 unidades, mientras que en marzo y abril tocaba niveles cercanos a los 238 puntos. Sin embargo, el máximo histórico alcanzado fue en agosto del 2014, con 246.11 unidades.

Lo anterior se debe al escenario de volatilidad que se ha dado a nivel de tasas de interés, lo cual repercute en el precio de la mayoría de los fibras, explicó Roberto Solano, analista bursátil especialista en fibras de Monex.

Otro factor que ha impactado el desempeño de los fibras en el primer semestre del 2015 son las “atractivas” tasas de interés que actualmente registran los instrumentos gubernamentales respecto de los dividendos que otorgan los fideicomisos.

“El dividendo en promedio de los fibras, al cierre del 2 de julio pasado, fue de 5.44%; mientras que el rendimiento del bono gubernamental a 10 años es de 6.10%, el cual supera el promedio que otorga el sector de los fideicomisos, explicó Armando Rodríguez, analista del sector de fibras en Signum Research.

Actualmente operan 10 fibras en la BMV: Fibra Uno, Terrafina, Macquarie, Fibra Inn, Fibra Hotel, Fibra Shop, Dahnos, Fibra Monterrey, Fibra Prologis y la recientemente listada Fibra HD, que aún está consolidando su portafolio.

Ven repunte

De acuerdo con las proyecciones de los analistas financieros, para el segundo semestre de este año se prevé la recuperación en el desempeño del sector.

Esto, medido por la liquidez en la estructura financiera de los fideicomisos y por un mejor escenario en las tasas de interés.

Armando Rodríguez prevé que la tendencia al cierre del 2015 será a la alza, aunque dependerá en gran medida de las decisiones de la política monetaria, lo cual mantiene una incertidumbre generalizada.

Por su parte, Roberto Solano no descartó que continúe el entorno de volatilidad en las tasas de interés.

De acuerdo con sus proyecciones, los dividendos podrían ser mucho más atractivos en esta segunda mitad del año.

Hacia los siguientes meses se esperan reportes más favorables, aunque no con el crecimiento tan agresivo, en términos de ingresos, registrado en el 2014.

Esto porque las adquisiciones han sido menos dinámicas que el año pasado. No obstante, en materia de ocupaciones, estaría la fortaleza.

“En ingresos, el crecimiento probablemente no sea de doble dígito, pero sí se vislumbra una tendencia positiva. Los fibras que captaron gran liquidez el año pasado aún reflejan el firepower, superior a 60,000 millones de pesos, para nuevas adquisiciones”, reveló el analista de Signum Research.

Las adquisiciones registradas, provenientes particularmente de la zona fronteriza, impactarán en el crecimiento de ingresos por arrendamiento, que se verá reflejado en el transcurso del año y, principalmente, en el 2016.

Por el lado de las ocupaciones, cuya demanda se concentra en la zona fronteriza, Bajío y centro del país, se prevé un reporte favorable para el segundo trimestre.

De los 10 fibras que actualmente conforman este sector, sólo tres (Fibra Uno, Macquiarie y Terrafina) representan más de 75% del peso de este indicador. Dada su dinámica, dependerá en parte el desempeño del índice al cierre del año.

En el 2014, el Índice Fibras cerró con 240.98 unidades y para el 2015, los analistas estiman que el cierre se ubique alrededor de ese nivel.

Sin embargo el incremento en el nivel de tasas de interés que realizará la Reserva Federal de los Estados Unidos, impactará en el sector.