Exportadoras, las grandes ganadoras

2015-07-14El Economista

La continua alza del dólar ha beneficiado a las empresas exportadoras listadas en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) que mantienen sus ventas en dólares.

Sin embargo, las compañías más afectadas por la depreciación de la moneda mexicana son las que tienen pasivos en moneda estadounidense, coincidieron analistas.

En el primer semestre de este año, el peso mexicano reporta una depreciación de alrededor de 6.8% con respecto al dólar estadounidense, mientras que en el periodo del 8 de julio del 2014 al 8 de junio de este año, acumula un saldo negativo de 17.8 por ciento.

De acuerdo con Ulises Castro, analista asociado de Grupo Financiero Interacciones, si comparamos la volatilidad del segundo trimestre de este año, con respecto a los últimos tres meses del 2014, cuando el peso se depreció alrededor de 10%, no se considera demasiado alta.

En general, la depreciación del tipo de cambio representa una ventaja para las empresas exportadoras que cotizan en la BMV, pero sobre todo, para las que no tienen deuda en dólares.

En contraparte, para las grandes compañías que no exportan pero que sí tienen deuda en dólares, el efecto es más fuerte y tiende a mermar sus recursos, que son solamente en pesos mexicanos.

Impacto

“Cuando sube el precio del dólar, en México hay impactos en los ingresos de las empresas. Estos tienden a ser positivos para las exportadoras, ya que sus ventas son más competitivas en el extranjero”, afirmó Luis Vallarino, director de Análisis y Estrategia de Grupo Financiero Interacciones.

Por su parte, Ana María Tellería, analista de Signum Research, reiteró que las exportaciones en general se ven beneficiadas por las devaluaciones, ya que los precios son en dólares y reciben más pesos por sus productos, y los hace ser más competitivos.

“Los bienes importados son los afectados por la devaluación cambiaria, aunque no se ha visto un efecto de segundo orden, porque en la canasta básica, los principales bienes de consumo de los mexicanos son los bienes duraderos”, explicó.

Autopartes

Entre los sectores y empresas listadas en la BMV que se verán beneficiados por la depreciación del peso, está el industrial y, en específico, el de autopartes, como Rassini, Alfa y Nemak, dijo Luis Vallarino.

“En el sector automotriz, Rassini es una de las empresas beneficiadas, puesto que 80% de sus ventas lo hace en Norteamérica”, acotó Ulises Castro.

Asimismo, en el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC), las exportadoras con operaciones en dólares y reporte en pesos, entre ellas Alfa y Alpek, mantienen ganancias cambiarias sobresalientes, coincidió Ana María Tellería.

Por el contrario, las emisoras que venden metales, como las mineras Grupo México o Peñoles, no están teniendo buenos resultados por el precio de los commodities, aunque en términos de ganancias cambiarias, obtienen el beneficio.

En el caso de GMéxico, aunque mantiene una deuda alta en dólares, sus ingresos los capta en un 80% en esta divisa, por lo que no le afecta en gran medida.

Por otra parte, hay empresas del sector de materiales o consumo en los que se prevé cierto nivel de afectación, entre ellas Cemex o Alsea.

“Las empresas que mantienen una fuerte deuda en dólares, como en el caso de Cemex (75%) sí se van a afectar negativamente, a pesar de que el efecto del tipo de cambio no fue como en el 2014”, dijo Castro.

Las emisoras más afectadas son las que tienen deuda o costos en dólares, KOF tiene 68.1% de su deuda en dólares y sus ingresos en dólares sólo provienen de Panamá, que representa menos de 3.2% de sus ingresos, indicó Ana María Tellería, analista de Signum Research.

Los más afectados son los importadores que tendrán que pagar la materia prima en dólares.