Peso repuntó 1.5% frente al dólar

2015-09-21El Economista

Después del anuncio de la Reserva Federal (Fed) de no realizar cambios en su tasa de referencia, el mercado de cambios nacional fue de los más beneficiados, tras experimentar el peso mexicano una recuperación cercana a 1.5% para establecerse por debajo de 16.50 pesos por dólar.

El tipo de cambio peso-dólar finalizó en un precio de 16.4885 pesos en operaciones al mayoreo. Respecto de las cotizaciones del cierre previo (16.7365 pesos) significó una apreciación de 1.5%, equivalente a una ganancia de 24.8 centavos.

Las negociaciones al menudeo (ventanilla en bancos) siguieron el mismo comportamiento de apreciación. Hacia el final de las transacciones de este jueves se observaron cotizaciones de 16.90 pesos por billete verde. Después de varias semanas de estar por arriba de 17.0 pesos, por fin logró bajar de ese nivel.

Analistas consideran que la volatilidad en el tipo de cambio continuará por semanas. Adelantan un cierre de año con niveles de entre 16 y 17 pesos por dólar en las cotizaciones interbancarias.

La directora de Análisis Económico y Bursátil de Banco Base, Gabriela Siller, comentó que el peso mexicano fue una de las monedas más apreciadas de las divisas de los países emergentes, luego de que la Fed decidió mantener su tasa de interés en niveles de 0.25 por ciento.

“Veremos un mercado más relajado hasta octubre, observándose cotizaciones entre 16.60 y 16.40 pesos; de existir un mayor repunte en el precio del petróleo, podríamos ver niveles de 16.30 pesos por dólar”, expresó Gabriela Siller.

Destacó que se mantiene la expectativa de alza en la próxima reunión del Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal prevista para el 26 y 27 de octubre, aunque la mayor probabilidad se traslada a diciembre.

De darse en diciembre, el tipo de cambio podría regresar a los niveles de 17.0 pesos, pero de existir un mal dato en China, las cotizaciones podrían subir a un precio de 16.60 pesos.

El director de la Escuela de Economía de la Universidad Panamericana, Gabriel Pérez del Peral, indicó que una vez que la Fed decidió mantener sin cambios sus tasas, el peso mexicano entrará en una etapa de relajamiento en los próximos días, con un rango de negociación entre 16.40 y 16.50 pesos.

Adelantó que por el momento no habría salida de capitales foráneos del mercado mexicano, por lo que no sería raro ver una mayor apreciación del tipo de cambio peso-dólar en las siguientes semanas.

Aunque otros factores como el precio de petróleo, del cual es incierta su tendencia, y la desaceleración de la economía de China podrían generar movimientos volátiles en el mercado de cambios.

Daniela Ruiz, analista de Grupo Financiero Monex, coincidió en que habrá movimientos a la baja en el tipo de cambio, que estima cerrará el año en alrededor de 16 pesos por dólar, porque la expectativa de que se suban las tasas se mantiene.

Delia Paredes, directora ejecutiva de Análisis y Estrategia de Banorte-Ixe, opinó que es incierto cómo se mantendrá el tipo de cambio, todo depende de cómo se comporte la volatilidad a nivel internacional, aunque consideró que terminará el año alrededor de 16 y 17 pesos por dólar.

Un dólar débil respecto de las monedas de países desarrollados podría disminuir las preocupaciones de la Fed por los efectos que la normalización en política monetaria pueda tener sobre las exportaciones y la actividad económica, a través de una apreciación adicional del dólar, indicó un análisis de Signum Research.

Moneda mexicana, la más favorecida

Tras mantener la Reserva Federal (Fed) la tasa de referencia sin cambios, tanto la moneda mexicana como la europea fueron de las divisas más favorecidas, al apreciarse más de 1.0% frente al dólar estadounidense.

El tipo de cambio peso-dólar tuvo una ganancia de 1.5%, a 16.4585 pesos por unidad, en las operaciones de mientras la divisa de Europa registró un saldo positivo de 1.3% para finalizar en un precio de 1.1435 euros por dólar.

El peso chileno reportó una ganancia moderada, al experimentar un apreciación de 0.41%, para alcanzar un precio de 673.8 pesos por dólar. El rublo de Rusia apenas presentó una avance de 0.14 por ciento.

Entre las divisas que no reaccionaron favorablemente ante la decisión de la Fed estuvieron el real brasileño y el peso colombiano, las cuales registraron depreciaciones de 0.1%, a 3.8976 reales por dólar, y de 0.50%, a 2,979.4 pesos, respectivamente.

La moneda rand de Sudáfrica presentó una devaluación de 0.64 por ciento. La divisa que pareciera inmune a la política monetaria de Estados Unidos registró una ligera apreciación, de 0.1%, a 6.39 yuanes por dólar.

Un análisis de Signum Research expuso que en los últimos dos meses las monedas de las economías desarrolladas han detenido su caída, apreciándose en promedio 0.38%, lo cual responde a la depreciación del dólar de 1.96% contra monedas globales.

El índice de monedas emergentes se ha depreciado 6.24% en el mismo periodo, continuando su tendencia a la baja.