Aumento en las tasas presionará desempeño de fibras

2016-01-12El Economista

Ante un previsible ciclo de tres a cinco alzas en las tasas de interés este año por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), el desempeño de los fideicomisos de inversión y bienes raíces (fibras) en el mercado bursátil mexicano se verá fuertemente presionado.

El consenso de integrantes de la Fed anticipa cuatro aumentos en la tasa de referencia del país vecino para cerrar el año entre 1.50 a 2%; en México también se esperarán incrementos.

El consenso de integrantes de la Fed anticipa cuatro aumentos en la tasa de referencia del país vecino para cerrar el año entre 1.50 a 2%; en México también se esperarán incrementos.

Si esto sucede, el escenario para los fibras se complicaría en el rendimiento de sus dividendos y en el crecimiento de sus portafolios.

“Si la Fed hace incrementos de manera recurrente y, en un caso hipotético, el 2016 termina con una tasa de referencia de 2%, Banco de México tendría que hacer un incremento muy agresivo, lo cual afectaría fuertemente al sector”, explicó Armando Rodríguez, analista de Signum Research.

Sí en el 2015 la actividad para los fibras estuvo “muy amarrada al tipo de cambio y a las tasas de interés”, para este año irá muy de la mano de los incrementos en Estados Unidos y en México, aunque, en sus fundamentales, los fibras mantienen aceptables niveles.

“Hay que saber diferenciar —destacó—, los fibras van bien, presentan altos niveles de ocupación, con tarifas de arrendamientos que benefician sus ingresos”.

Perderían atractivo

Precisó que el dividend yield podría no ser tan atractivo en todos los fibras. En este tema es donde se podrían ver afectados, ya que no se incrementarían tan rápido como lo harían las tasas.

Un análisis de Ve por Más (Bx+) indica que el rendimiento anualizado del dividendo al tercer trimestre del 2015 del sector, considerando los resultados de siete fibras de los 10 listados en la BMV, fue de 5.8 por ciento.

Macquarie, Prologis y Terra se ubicaron con el mayor porcentaje, con 7, 6.5 y 6%, respectivamente. En contraste, Fibra Inn fue la más castigada respecto del promedio del sector, con 4.7%; seguido por Fibra Hotel, con 5.1%; Fibra Uno, con 5.4%, y Danhos, con 5.7 por ciento.

Tipo de cambio pega

Por otra parte, la volatilidad en el tipo cambio será otro factor externo que mantendrá presión en dichos instrumentos estructurados. Éste determinará si los fibras logran cap rates o rentabilidades atractivas, mientras que el incremento en las tasas determinará el valor y rendimiento de sus certificados.

“Para ver crecimientos a tasas de doble dígito en superficie e ingresos, tendría que haber un tipo de cambio moderado. Para que se refleje un crecimiento en el precio de sus CBFI tendríamos que ver una paulatina o espaciada alza de tasas”, aseguró Rodríguez.

Dentro de los aspectos positivos para los fideicomisos, están la recuperación del consumo en el país y el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB), lo que fortalecería los fundamentales de los fibras en ingresos y ocupación.

Francisco Chávez, analista en jefe en Construcción, Fibras e Infraestructura de Casa de Bolsa BBVA Bancomer, consideró que si se logra una disminución en la volatilidad y una normalización en las condiciones del mercado, el sector tendría bastante potencial.