Crece AL, pero sin milagro

2010-02-07Yolanda Morales / El Economista

La confianza depositada por inversionistas en economías sudamericanas como las de Brasil, Argentina o Perú, se ha convertido en su mejor capital, pero no puede verse como la antesala de un “milagro sudamericano”.

Coinciden en lo anterior analistas del Centro de Análisis y Proyecciones Económicas para México (CAPEM); la consultoría Signum Research y la Universidad de Columbia.

Al respecto, César Castro, director de CAPEM, explica que la producción de países de América del Sur como Brasil, Argentina y Perú, “está montada” en dos rutas comerciales que no han dejado de crecer: las que corren por las “imparables” economías asiáticas y la intrarregional.

Este caudal se ha recorrido en mejores condiciones gracias al favorable precio de los commodities que exportan los países de la región y la ventaja competitiva de sus tipos de cambio.

Al respecto coinciden, entrevistados por separado, Karl Sauvant, director del Departamento de Inversión Extranjera en la escuela de Negocios de la Universidad de Columbia y la consultoría Signum Research.

Sin embargo, ninguna de estas ventajas comerciales constituye una fuerte evidencia de que están listas para un despegue económico, vigoroso y permanente, aclaran.

Brío moderado

Al revisar los pronósticos del PIB en el 2009 entre las regiones de América del Sur, brincan datos positivos pese al contexto recesivo mundial.

El caso más relevante, por su resistencia al entorno negativo, es el de Perú, que habría registrado un crecimiento de 1% al cierre del 2009, según estimaciones de JP Morgan y Deutsche Bank.

No obstante, para este año las mismas firmas esperan despegues de hasta 6% para la economía brasileña; 5.5% para la peruana y 3% para Colombia, por ejemplo.

Pero el brío de estas economías se irá moderando conforme se normalice el desempeño mundial, matiza el experto de Capem.

Además, según un análisis de Signum Research, la desigualdad prevaleciente en la distribución de riqueza y los altos niveles de pobreza son lastres que limitan el despegue económico.

El espejismo

Las bolsas sudamericanas de Perú y Argentina cerraron el 2009 con ganancias superiores a 100 por ciento. Con este comportamiento se ubicaron como los índices más rentables de la región, de acuerdo con información de BBVA Banco Continental del Perú.

Este flujo resulta de las expectativas positivas que ha generado el precio de los commodities que comercian, según operadores.