¿Rentabilidad sostenible en las empresas de la BMV?

2012-09-07El Economista

En un entorno económico incierto a nivel global, se torna cada vez más importante enfocarse en los fundamentos de las empresas en que se invierte. Entre todos éstos, la rentabilidad es la medida más importante de desempeño; a fin de cuentas, las estrategias corporativas deben traducirse en ganancias para crear valor económico y ser exitosas.

Típicamente, la métrica preferida por los inversionistas es el rendimiento sobre el capital accionario (ROE, por su sigla en inglés) por su sencillez de cálculo y de comprensión. Sin embargo, el rendimiento sobre el capital invertido (ROIC) ofrece una visión global y operativa de la empresa, libre de manejo contable y que refleja el potencial para la creación de valor económico,independientemente de la estructura de capital. La definimos como la utilidad operativa antes de intereses, impuestos, amortización y depreciación (UAIIDA, conocida también como EBITDA) como proporción de los activos totales (a precios de mercado o, en su defecto, a valor contable).

Bajo este criterio, calculamos la ROIC de todas las emisoras de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) con los resultados publicados al segundo trimestre del año, con excepción de grupos financieros por tener una contabilidad distinta, y obtuvimos resultados importantes: la rentabilidad del mercado mexicano es de 12.65%, oscilando entre 2.1 y 36.5%, correspondientes a HILASAL y PEÑOLES, respectivamente. La rentabilidad de las empresas de la Bolsa conlleva un premio de 8% sobre la tasa libre de riesgo.

Por sectores económicos, de acuerdo con el criterio propuesto por la BMV, encontramos que Servicios de Telecomunicaciones ofrece el mayor rendimiento, con 24.3%, respecto del de Servicios de Bienes de Consumo no Básico, con 9.29%, el menor. La diferencia se sustenta en una mayor competencia en el segundo sector.

En comparación con las métricas observadas en el primer trimestre, todos los sectores registraron caídas; sobre todo los de materiales (15.4%) e industrial (10.7%), por la desaceleración económica internacional.

La fortaleza observada en la demanda interna se reflejó en resultados defensivos en las empresas de los sectores de productos de consumo frecuente y salud.

Las emisoras más rentables de la BMV al segundo trimestre fueron: PEÑOLES y GMEXICO (32.8%, reflejo del la bonanza minera), NUTRISA (32.4%), KIMBER (26.3%), AMX (26.2%), CMOCTEZ (25.7%) y LAB (24 por ciento).

Una de las ventajas de nuestra construcción del ROIC es la descomposición de la métrica en dos razones de eficiencia operativa: (1) margen UAIIDA y (2) rotación de activos (ventas a activos totales), que permite identificar las variables que generan valor, ya que ambas están vinculadas al sector económico donde operan.

En general, las industrias con baja rotación de activos tienen márgenes UAIIDA altos, por niveles y periodos de inversión grandes que conducen a procesos de mayor valor agregado; por el contrario, una rotación de activos alta está asociada a mayor circulación de los inventarios, y una menor necesidad de inversión de capital.

Por tanto, serán destacadas aquellas empresas que reportaron un nivel mayor al mercado en ambas razones. Los niveles agregados de margen UAIIDA y rotación de activos de la muestra fueron de 16.6% y 0.74x, respectivamente; en condiciones superiores de ambas métricas se encontraron PEÑOLES, GMEXICO, KIMBER, AMX y LAB.

En un entorno global incierto la evaluación fundamental de las empresas de la BMV se torna necesaria, bajo una visión sustentable con base en el estudio de las variables operativas relevantes para la creación de valor, así como del desempeño económico del país.

Nuestra propuesta es la revisión minuciosa del ROIC para identificar las mejores opciones de inversión. ?

*Julio César Martínez Espinosa, analista Bursátil Senior, Signum Research.