Nueva Bolsa en México reducirá costo de financiamiento corporativo

martes 12 de septiembre de 2017

La Bolsa Institucional de Valores (BIVA), la segunda bolsa de valores aprobada para operar en México, ofrece una opción de cotización para las empresas medianas que ahora dependen de préstamos bancarios, reduciendo los costos de financiamiento corporativo, estimó Moody’s Investors Service.

Ciudad de México

Signum Research,Notimex.- La Bolsa Institucional de Valores (BIVA), la segunda bolsa de valores aprobada para operar en México, ofrece una opción de cotización para las empresas medianas que ahora dependen de préstamos bancarios, reduciendo los costos de financiamiento corporativo, estimó Moody’s Investors Service.

La calificadora internacional de riesgo crediticio señaló que la BIVA, aprobada el 29 de agosto por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), también aumentará la competencia entre los bancos del país, reduciendo las tasas de endeudamiento de las empresas.

También espera que la aprobación de BIVA, que es propiedad de Central de Corretajes (Cencor), genere oportunidades de negocios para las firmas de valores locales. Los beneficiarios incluirían a las grandes casas de bolsa afiliadas a los grupos financieros más importantes de México, como Banco Inbursa, Inversora Bursátil o Acciones y Valores Banamex, Casa de Bolsa, así como pequeñas casas de bolsa independientes que se concentran en nichos de mercado, como Value, Casa de Bolsa y CI Casa de Bolsa.

Las casas de bolsa se beneficiarán de una mayor oferta de productos, volúmenes de negociación y activos bajo administración, y menores costos de operación, añadió en un comunicado la agencia evaluadora.

Comentó que la creación de BIVA fue aprobada como parte de un impulso gubernamental para desarrollar el mercado bursátil mexicano, que tiene la más baja capitalización de mercado como proporción del Producto Interno Bruto (alrededor de 30 por ciento) entre las 15 principales economías.

Moody’s Investors Service apuntó que los mercados crediticios de México tienen un subdesarrollo similar, con un financiamiento al sector privado de sólo 35 por ciento del PIB a marzo de 2017, lo que indica un potencial de crecimiento significativo para los mercados de capitales del país.

Resaltó que la creación de BIVA generará competencia entre las bolsas de valores y permitirá a las empresas elegir la bolsa de valores que ofrezca el mejor precio, volumen y condiciones de mercado, aunque los inversionistas podrán operar cualquier empresa que cotice en cualquiera de las bolsas.

No obstante, estimó que el aumento de la competencia inicialmente será negativo para la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), pero la compañía puede beneficiarse en última instancia de ser capaz de manejar operaciones para un mayor número de compañías que cotizan en México.