Factura final del Brexit alcanzaría los 59 mil millones de dólares

miércoles 29 de noviembre de 2017

Reino Unido habría ofrecido 50 mil millones de euros (59 mil millones de dólares) a la Unión Europea (UE) en un intento por finalizar su salida del bloque de naciones -conocida como Brexit- programada para marzo de 2019.

Londres, Inglaterra

Signum Research,Notimex.- Reino Unido habría ofrecido 50 mil millones de euros (59 mil millones de dólares) a la Unión Europea (UE) en un intento por finalizar su salida del bloque de naciones -conocida como Brexit- programada para marzo de 2019. La cadena BBC informó que si bien no hay una suma final definitiva en la llamada cuenta del divorcio la oferta habría sido “bien recibida en Bruselas, sede de la Comisión Europea (CE), el brazo ejecutivo de la mancomunidad. Sin embargo, el Número 10 Downing Street, la residencia de la primera ministra, Theresa May, no ha confirmado la cifra que circula en los medios de comunicación.

El pasado septiembre May habría ofrecido 20 mil millones de euros (23 mil millones de dólares) a la Unión Europea, una cifra muy por debajo de la suma esperada por el bloque de naciones. El gobierno británico ha dejado en claro desde el inicio de las negociaciones que “cumplirá con sus compromisos financieros antes de abandonar el bloque de naciones, pero no ha estipulado la cifra que está dispuesto a pagar.

Políticos pro-Brexit como el ministro del Transporte, Chris Grayling reconocen que “no quieren irse en malos términos y que deben “cumplir con sus obligaciones, pero no más, ni menos. Las negociaciones se enfocan en la suma que Reino Unido debe pagar antes de la salida definitiva, los derechos de ciudadanos europeos y la frontera irlandesa.

Sin embargo, la factura pendiente es uno de los puntos más álgidos y el de mayor desacuerdo en las negociaciones rumbo a la salida definitiva de Reino Unido del bloque de naciones. En tanto, el negociador europeo para el Brexit, Michel Barnier, aseguró este miércoles en Berlín que las negociaciones continúan hasta el 4 de diciembre cuando se reúnan la primera ministra británica y el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker.