Pide Canadá beneficiar autos eléctricos en TLC

jueves 1 de febrero de 2018

Canadá quiere que las compañías automotrices norteamericanas reciban crédito adicional por producir autos más favorables al medio ambiente o que tengan conducción autónoma en tanto los negociadores tratan de zanjar uno de los temas más polémicos en el seno del Tratado de Libre Comercio (TLC) de América del Norte.

Nueva York, Estados Unidos

Signum Research,Bloomberg.- Canadá quiere que las compañías automotrices norteamericanas reciban crédito adicional por producir autos más favorables al medio ambiente o que tengan conducción autónoma en tanto los negociadores tratan de zanjar uno de los temas más polémicos en el seno del Tratado de Libre Comercio (TLC) de América del Norte.

En la última ronda de conversaciones sobre el tratado, Canadá planteó algunas ideas nuevas sobre cómo calcular el valor del contenido regional en los vehículos, que comprenden dar más crédito por los autos eléctricos y de conducción autónoma, además de para tareas de investigación y desarrollo, dijo Chrystia Freeland, ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, en una entrevista en la sede de Bloomberg en Nueva York.

"Se trata de ideas más que de propuestas sobre algunos temas", dijo Freeland. De adoptarlas, las propuestas promoverían la mano de obra muy calificada y alentarían la permanencia en el continente de la próxima generación de fabricación de automóviles, dijo. Las exigencias de contenido regional -o reglas de origen- se cuentan entre los temas más espinosos que los países analizan en la revisión del tratado comercial firmado hace 24 años.

El Tratado de Libre Comercio de América del Norte exige que un vehículo tenga determinado porcentaje de contenido norteamericano para beneficiarse de la exención de aranceles, y Estados Unidos ha propuesto elevar la proporción de 62.5 a 85 por ciento. Estados Unidos también ha planteado que el 50 por ciento del contenido proceda de ese país.

Las propuestas que presentó Canadá en Montreal sobre autos no comprendieron cifras específicas, dijo Freeland, y los negociadores han dicho que no tenían por objeto ser contrapropuestas a las reglas de porcentajes de origen que ha presentado Estados Unidos. De todos modos, el negociador estadounidense del TLC rechazó las últimas ideas de Canadá.

"Al analizarlas, nos parece que las ideas sobre reglas de origen presentadas en realidad podrían derivar en un menor contenido regional que el actual y en menos empleos en Estados Unidos, Canadá y probablemente en México", dijo el lunes el representante comercial de la Administración de Trump, Robert Lighthizer, al concluir la ronda de negociación. "Es lo opuesto a lo que tratamos de hacer".

Freeland señaló que las ideas canadienses tenían por objeto impulsar la conversación y que espera que sus pares de Estados Unidos y México las lean y las consideren antes de que se reanuden las conversaciones el 26 de febrero. Canadá propuso también buscar formas de dar crédito por el uso de acero y aluminio de América del Norte y modernizar el rastreo de partes o "tracing list" de modo tal que haya menos burocracia para las compañías que tratan de acatar las normas, dijo Freeland.

Agregó que admite que las reglas de origen son un área en extremo complicada y dijo que la única forma de llegar a una conclusión exitosa es que los tres países -además de las compañías automotrices, las firmas proveedoras y los funcionarios laborales- piensen juntos sobre el contenido regional.