Economía de Brasil crecerá menos de 2.0 por ciento en 2018

lunes 11 de junio de 2018

Azotado por la desvalorización cambiaria, una economía al ralentí y la incertidumbre de las elecciones de octubre, el Producto Interno Bruto (PIB) de Brasil crecerá menos de 2.0 por ciento.

Ciudad de México

Signum Research,Notimex.- Azotado por la desvalorización cambiaria, una economía al ralentí y la incertidumbre de las elecciones de octubre, el Producto Interno Bruto (PIB) de Brasil crecerá menos de 2.0 por ciento, según pronósticos difundidos sobre la mayor economía de América Latina.

El boletín Focus, publicación semanal del Banco Central realizada en base a analistas y economistas, rebajó un 10 por ciento sus pronósticos en apenas siete días, de 2.18 a 1.94 por ciento de crecimiento previsto para 2018. Se trata de la sexta semana seguida que los analistas rebajan sus expectativas con la economía de Brasil, que en 2018 se esperaba que repuntara tras una dura recesión que de 2014 a 2016 contrajo el PIB en un 7.0 por ciento y elevó el desempleo por encima del 13 por ciento.

El pronóstico también fue notablemente rebajado para 2019, cuando pasó del 3.0 al 2.8 por ciento, mientras la incertidumbre sobre las elecciones de octubre se mantienen. Una encuesta publicada ayer domingo mostró que Luiz Inácio Lula da Silva, encarcelado desde el 7 de abril por corrupción y lavado de dinero, tiene el 30 por ciento del apoyo popular y sigue siendo el favorito en las encuestas, aunque podría ser inhabilitado.

En ese escenario, el exmilitar de extrema derecha, Jair Bolsonaro, comparado en Brasil con la política populista e imprevisible de Donald Trump, es el segundo en los sondeos con el 17 por ciento, según el Instituto Datafolha. Pesa también en los pronósticos del mercado la caída del real, la moneda brasileña, respecto al dólar, después de que la semana pasada registrara su menor nivel en dos años (3.91 reales por billete verde), lo que podría impulsar la inflación.

Asimismo, la reciente huelga de camioneros dejó al país paralizado por casi diez días, mientras el presidente Michel Temer, con apenas 3.0 por ciento de aprobación, es percibido como incapaz de llevar adelante las reformas económicas.