EE.UU. presenta cargos criminales contra firma tecnológica china Huawei

martes 29 de enero de 2019

Una acusación involucra a Huawei por tratar de robar secretos comerciales de la empresa estadunidense T-Mobile (TMUS), y prometer bonos a los empleados que recolectaran información confidencial sobre los competidores.

Nueva York, Estados Unidos

Signum Research,Notimex.- Estados Unidos presentó cargos criminales contra la firma china Huawei, una demanda que escala su guerra contra el gigante de las telecomunicaciones y que coincide con los esfuerzos de Washington y Beijing para negociar un punto final en su conflicto comercial. El Departamento de Justicia desclasificó dos casos contra Huawei, en los que detalla una serie de alegatos. Una acusación involucra a Huawei por tratar de robar secretos comerciales de la empresa estadunidense T-Mobile (TMUS), y prometer bonos a los empleados que recolectaran información confidencial sobre los competidores.

Una segunda acusación reclama que la empresa trabajó para evadir las sanciones de Estados Unidos contra Irán. La agencia también reveló acusaciones formales contra Meng Wanzhou, directora financiera de Huawei, quien fue detenida en Canadá en diciembre pasado y que es reclamada por Estados Unidos en extradición. "Anunciamos hoy que estamos presentando cargos criminales contra el gigante de las telecomunicaciones Huawei y sus asociados por casi dos docenas de presuntos crímenes", dijo el fiscal general a cargo, Matthew Whitaker, en un comunicado, difundido por la cadena estadunidense CNN.

"China debe garantizar que sus ciudadanos y sus compañías se hagan responsables de cumplir la ley", indicó. El director del FBI, Christopher Wray, apuntó en rueda de prensa que Huawei "incurrió en prácticas deshonestas de negocios que contradicen los principios económicos que han permitido avanzar a las empresas estadunidenses y a Estados Unidos". "La prosperidad que conduce nuestra seguridad económica está inherentemente vinculada con nuestra seguridad nacional", dijo Wray. "Y la enorme influencia que el gobierno chino tiene sobre corporaciones como Huawei representa una amenaza para ambos", añadió.

Huawei ha sostenido que atiende todas las leyes y regulaciones de los países donde operan. A principios de este mes, la empresa emitió una declaración en la que precisó que las disputas con T-Mobile datan de 2017, "luego de que un veredicto de un jurado no encontró ni daños, ni enriquecimiento injusto o conducta maliciosa o mal intencionada que reclama el secreto comercial de T-Mobile". Luego del arresto de Meng, la empresa dijo que se encontraba "confiada de que el sistema legal de Estados Unidos y Canadá lograrían una conclusión justa".

La acusación de 10 cargos, que fue presentada en el estado de Washington, sosiene que Huawei trabajó por años para robar a T-Mobile tecnología telefónica en prueba, conocida como "Tappy", mediante el suministro de teléfonos a la firma, y tuvo acceso a información sobre Tappy como consecuencia de ello. Huawei también estaba construyendo su propio robot telefónico en China, y según fiscales federales estadunidenses, la empresa repetidamente requirió a sus empleados reunir detalles sobre cómo funcionaba Tappy, lo que violaba la confidencialidad de los acuerdos con T-Mobile. El expediente agrega que la compañía Vodafone suspendió el uso de equipos de Huawei en sus redes nucleares, luego que se pidiera a empleados que enviaran información como fotos, dimensiones y números de serie de varios componentes.