FMI baja perspectiva de crecimiento global tres décimas a 3.3 por ciento

martes 9 de abril de 2019

El Fondo Monetario Internacional (FMI) redujo las previsiones de crecimiento global a 3.3 por ciento para 2019, debido a las tensiones comerciales entre Estado Unidos y China, así como a un ajuste de las condiciones financieras.

Washington, Estados Unidos

Signum Research,Notimex.- El Fondo Monetario Internacional (FMI) redujo las previsiones de crecimiento global a 3.3 por ciento para 2019, debido a las tensiones comerciales entre Estado Unidos y China, así como a un ajuste de las condiciones financieras. La nueva cifra representa la reducción en tres décimas de su perspectiva difundida en enero pasado, que fue de 3.6 por ciento. En su informe “Perspectivas Económicas Globales el documento difundido este martes, recortó en 1.4 por ciento su previsión de crecimiento para América Latina y el Caribe para este año, 0.6 puntos menos a su estimación de enero, reducción que alcanzó a las dos economías mayores de la región, Brasil y México.

Puntualizó que la economía global probablemente crecerá 3.3 por ciento en 2019, un crecimiento flojo desde 2016, mientras que para 2020 mantuvo sin cambios su cifra previa de 3.6 por ciento. “Tras crecer con fuerza en 2017 y comienzos de 2018, la actividad económica mundial se desaceleró especialmente en el segundo semestre del año pasado, como consecuencia de una confluencia de factores que afectaron a las principales economías, refirió el FMI. Dijo que el crecimiento en China se “enfrió debido al endurecimiento de las regulaciones, necesario para frenar la actividad de la banca paralela, así como por la agudización de las tensiones comerciales con Estados Unidos.

La economía de la zona del euro perdió más impulso de lo previsto, pues se debilitó la confianza de los consumidores y las empresas, mientras que la producción automotriz alemana se vio afectada por la adopción de nuevas normas sobre emisiones, la inversión disminuyó en Italia y la demanda externa se contrajo, sobre todo en las economías emergentes de Asia. “En Japón, las catástrofes naturales hicieron merma en la actividad. Las tensiones comerciales asestaron golpes a la confianza de las empresas, y los mercados financieros perdieron optimismo; las condiciones financieras se tensaron en el segundo trimestre de 2018 en los mercados emergentes vulnerables, y en las economías avanzadas, lo cual lastró la demanda mundial, destacó.

El FMI apuntó que en 2019 las condiciones financieras continuarán más restrictivas que en el cuarto trimestre y es probable que el crecimiento mundial se modere a corto plazo y luego exista un ligero repunte. Para América Latina proyectó que el crecimiento se reimpulse en los próximos dos años, a 1.4 por ciento en 2019 y 2.4 por ciento en 2020. En Brasil, se proyecta que el crecimiento se fortalezca de 1.1 por ciento en 2018 a 2.1 por ciento en 2019 y 2.5 por ciento en 2020. En México, se proyecta que el crecimiento sea de 1.6 por ciento este año y 1.9 por ciento en 2020, luego que el pasado enero las cifras de perspectiva del FMI fueron de 2.1 por ciento y 2.2 por ciento, respectivamente.

“Los cambios reflejan en parte variaciones en las percepciones sobre la dirección de las políticas en los nuevos gobiernos de ambos países," señaló sobre los casos brasileño y mexicano, cuyas administraciones van en su etapa inicial. En relación la Argentina se adelanta una contracción en el primer semestre de 2019, debido a las políticas más restrictivas con las que se busca reducir los desequilibrios. Para Venezuela también se espera una contracción tanto este como el siguiente año, “lo que impone un freno considerable al crecimiento proyectado para la región y para el grupo de economías de mercados emergentes y en desarrollo en ambos años. Por otro lado, el organismo prevé que el crecimiento en la región que comprende Medio Oriente, Norte de África, Afganistán y Pakistán se reduzca a 1.5 por ciento en 2019, y repunte a 3.2 por ciento en 2020, mientras que en África subsahariana, se prevé que el crecimiento alcance el 3.5 por ciento en 2019 y 3.7 por ciento en 2020.